Blogia
Blog de #biblioteca del irc-hispano

Ayudando a la luna

Ayudando a la luna Una vez más, estoy aquí reflexionando, una vez más, siento como soga para reo la presión de una lacónica melancolía sobre mi cuello. De nuevo junto a mi ventana, empapada en sudor, contemplando el celeste paisaje y a mi querido astro. Otra vez auyando, no se si por dolor, rabia o impotencia a mi amada luna. Una lágrima perla mi rostro, mi mirada está perdida en el horizonte, siento una horrible presión en el pecho mientras escucho los rítmicos latidos de mi corazón. La brisa agita las cortinas y trata de consolarme con sus caricias, pero lo hace en vano, no siento alivio alguno.
Una nueva lágrima de desliza por mi mejilla y cae al vacío. Siento como se estrella en uno de mis descalzos pies. Un Búho rompe el sepulcral silencio. Pasan mil cosas por mi mente, mil preguntas, esta vez la soledad me arrulla con su gélido abrazo, haciendo que un escalofrío recorra mi cuerpo de la cabeza a los dedos de los pies. Siento unas imperiosas ganas de volver al lecho, acurrucarme como una niña y ocultar la cabeza bajo la almohada, o buscar algo de compañía abrazándome a ella, pero prefiero continuar asomada a mi ventana.
La noche es preciosa, las estrellas brillan mas que nunca, y mi lunita ... como todas las noches permanece altiva observándome. La brisa de nuevo trata de embriagarme, es curiosa la tibia mezcla de la brisa y el sabor del mar. Si, creo que daré un paseo, tal vez así me despeje un poquito. Me pongo algo de ropa y salgo a la calle. Tenia razón, la noche de hoy es particularmente preciosa, tengo una curiosa sensación, algo indescriptible. Mis pies descalzos me llevan por la arena de la playa, todavía esta caliente. La mar está tranquila y el rumor de las olas parece hipnótico. Sigo andando, un poquito mas adelante hay un acantilado.

Junto al borde, creo distinguir una silueta. Conforme me acerco, veo que se trata de una mujer, lleva un largo vestido blanco que al igual que su melena, danza al son de la brisa. Me aproximo mas, ella solloza.

- Buenas noches - le digo en tono amistoso.

Ella parece asustada, al mirarme, veo su rostro. Dios mío, es preciosa.

- No te acerques, voy a tirarme

Siento un escalofrío, debo actuar rápido. Mi corazón comienza a latir con fuerza mientras que mi adrenalina se dispara.

- Pero, escucha, ¿por qué?. Tiene que haber algún motivo para tomar una medida tan drástica.

- La hay, te aseguro que la hay. Ahora, por favor, no te acerques.

Me quedo mirando a la desconocida. Me tiene cautivada. Es curioso, pero tengo la sensación de que la conozco de toda la vida. Sus preciosos ojos ahora congestionados, sus labios, su pelo ... sentía que en alguna ocasión habíamos estado juntos, el algún lugar, que algo mágico nos unía, pero ahora quería acabar con su vida.

- NO!, ESPERA!, por lo menos dime por qué lo haces.

- Está bien, pero no me vas a convencer para que lo deje.

Ella parece más alterada, su respiración se hace más agitada y me mira a mi y al profundo abismo que hay bajo sus pies alternativamente. Parece que he provocado en ella algo de indecisión.

De nuevo una mirada suya casi me derrite. No puedo mirar hacia otro sitio, sus ojos, tienen un cautivador brillo y su triste expresión, me hace estremecerme todavía mas si cabe. Trato de dar un paso hacia ella, casi estoy llorando como una niña, mi corazón, late salvajemente, siento miedo, un terrible miedo a perderla, ella, retrocede, trastabillando y casi precipitándose. Me mira asustada, en estos momentos, soy un mar de lágrimas. De nuevo mira al mar, al abismo.

- No, no lo hagas , yo ... quisiera conocerte, quisiera charlar contigo. Es ... como si noche tras noche te hubiese estado contemplando asomada a mi ventana. Algo en mi me dice que eres la persona que tanto tiempo he estado buscando, no puedes hacerme eso, dame una oportunidad.

Mi corazón parecía querer salir de mi pecho, una gota de sudor se deslizó por mi frente.

Ella, me mira, y sonríe, se aproxima y besa mis labios. La abrazo y la estrecho entre mis brazos, ella está tiritando.

Solloza como no había escuchado a nadie hacerlo anteriormente. Se separa de mi y me mira la los ojos.

- Estoy segura de que sois una persona especial y que algún día encontraréis a alguien tan especial como vos. Lamento no haberos conocido antes.

- Bueno, estamos a tiempo le replico yo.

- No, ya es tarde.

Esa frase produce en mi un terrible escalofrío que me deja petrificada. Antes de poder decir nada me da la espalda y salta al vacío.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Creo que mi amargo grito sonó a lo largo de toda la costa. A continuación, el ruido sordo de una caída. Quebró como un muñeco roto y desapareció abrazada por las olas del mar.

Me dejé caer de rodillas al suelo y sollocé. Lloré con la mas dolorosa amargura que había sentido jamás. Me sentía impotente, desgraciada, dolorida, desvalida ... me tumbé en el suelo, llorosa. Di la vuelta y quedé mirando hacia el cielo. Esta vez me parecía que la luna me miraba con burlona expresión. Solo el rumor de las olas y la brisa me hacen compañía.

- ¡¡¡¡¡¿POR QUE DEMONIOS ME HACES ESTO?!!!!!., ¡¡¡¿¿¿POR QUE NO PUEDO SER FELIZ?!!!

No responde mis inútiles gritos. El mar los arrastra junto con el cadáver de la desconocida. Las lágrimas se suceden, una tras otra. No sé qué hacer, me siento furiosa, pasan algunas estupideces por mi cabeza.

- Si, ¿por qué no?. Tal vez deba hacerla compañía.

Me aproximo al abismo. Apenas se distingue el fondo. Las olas baten contra la orilla. Dudas, ahora soy un mar de dudas, una especie de ciclón emocional. Miro al cielo de nuevo. Trato en vano de secar mis lágrimas con la manga de mi camisa.

- ¡¡¡¡ESCUCHA!!!! Nadie va a conseguir acabar con mi vida , ni siquiera tu. Has conseguido hacerme hincar la rodilla en el suelo, pero me levantaré y te haré frente. No pienso darme nunca por vencida. ¿Me oyes ?.

Lágrimas de rabia acompañan a mi grito. Doy la vuelta y cabizbaja vuelvo hacia mi torre. De nuevo seco mis lágrimas y con quejumbrosos pasos me derribo sobre mi cama. No puedo evitar recordarla, creo que su imagen me va a acompañar en muchas futuras noches. Creo ver su sonrisa y sus preciosos ojos en todas partes, pero horas más tarde, consigo conciliar el sueño.

Susurro del Amanecer
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

javier -

:-)

p.d./
" Una sonrisa cuesta poco,

pero produce mucho.
No empobrece al que la da,
y enriquece mucho al que la recibe.

Dura solo un instante,
perdura en el recuerdo eternamente.
Es la señal eterna,
de la amistad profunda.

Nadie hay tan rico,
que pueda vivir sin ella,
y nadie tan pobre que no la merezca.

Una sonrisa,
alivia el cansancio,
renueva las fuerzas,
y es consuelo en la tristeza,
tiene valor desde el comienzo en que se da.

Si crees que a ti,
la sonrisa no te aporta nada,
se generoso y da la tuya,
porque nadie tiene tanta necesidad de la sonrisa,

como quién no sabe sonreír...

http://rickyii.tripod.com/sonrisa.htm
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres